19 de abril de 2014 / 12:54 a.m.

Antes de comenzar la campaña, una encuesta sugería que el Heat de Miami era el amplio favorito para ganar el campeonato de la NBA, con un contundente 76% de los votos.

Quienes votaron sabían de lo que hablaban. Era una encuesta entre gerentes generales de todos los equipos de la liga.

Las cosas lucen ahora muy diferentes. El Heat ya no parece el candidato seguro a conseguir su tercer campeonato en fila. San Antonio e Indiana son los líderes de cada conferencia. Brooklyn, Chicago, los Clippers de Los Ángeles, Oklahoma City, Golden State, Houston, Portland y el mismo Miami parecen tener las mismas posibilidades de alzar el trofeo Larry O'Brien en un par de meses más.

Generalmente, los playoffs de la NBA no lucen tan abiertos, pero todo podría cambiar en los próximos dos meses.

"Hay 16 equipos que tienen oportunidad de ganar", dijo Scott Brooks, coach de Oklahoma City, cuyo equipo ocupa el segundo sitio de la Conferencia del Oeste. "Si estás en los playoffs, tienes una oportunidad. Hay buenos equipos, cualquiera puede vencer al rival".

Por muy buenos que hayan sido San Antonio e Indiana todo el año —en el caso de Indiana, casi todo el año antes de caer un bache al final de la campaña— no hay certeza de que quienes encabezan cada conferencia se encuentren en las Finales, pues eso sólo ha sucedido 11 veces en los últimos 35 años.

Pero también hay que considerar que 1978 fue el último año en el que ninguno de los dos líderes de conferencia llegó a la serie final. Así que aun cuando existen sorpresas, no es probable que suceda algo muy fuera de lo común en las Finales.

"Va a ser algo tremendo desde el punto de vista del aficionado", dijo el coach de Golden State, Mark Jackson. "Va a ser muy divertido".

El coach de Brooklyn, Jason Kidd, tiene mucha experiencia de playoffs como jugador. Cree que el campeonato de la NBA está para cualquiera, pero también sabe que la historia no favorece a su equipo, sexto en la Conferencia del Este.

Desde 1979, sólo cinco equipos clasificados en cuarto lugar o menor en sus conferencias han llegado a la serie por el título. Pero Kidd tiene esperanzas.

"Siempre está abierto", dijo Kidd, coach de primer año con los Nets, un equipo repleto de veteranos y conformado para buscar el título este año. "Ustedes (la prensa) se limita a un par de equipos, pero los jugadores que juegan a diario saben que en el Este y en el Oeste hay posibilidades".

Este año, eso no suena tan solo como un discurso motivacional.

Como ejemplo, la Conferencia del Este. En teoría, el duelo más disparejo es el de Indiana (1) y Atlanta (8), especialmente porque los Hawks llegaron a playoffs con marca perdedora. Pero hace apenas dos semanas, fueron a Indiana y avergonzaron a los Pacers con una ventaja de 32 puntos al medio tiempo, en uno de los juegos más sorprendentes de la campaña.

"Hay varios equipos buenos", dijo Frank Vogel, coach de los Pacers. "Cada equipo en los playoffs nos ha dado problemas. Pero también les hemos podido ganar".

Washington (5) le ganó la serie de temporada a Chicago (4). En la Conferencia del Oeste, los terceros en la siembra, Clippers, dividieron su serie anual con Golden State, sexto lugar de conferencia. Memphis eliminó a Oklahoma City en la postemporada pasada y se vuelven a encontrar en la primera ronda. Y la búsqueda de San Antonio por vengar su derrota en las Finales de la NBA del año pasado comienza frente a Dallas, el último equipo que venció a Miami en una serie de siete juegos, en las Finales de 2011.

Así que hay buenas historias e intriga en cada una de las series de la primera ronda.

AP