2 de agosto de 2013 / 01:55 p.m.

México• La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó el desempeño de México, en cuanto al control del tabaco, carente de “acciones significativas desde 2010” pese a que el país fue el primero en la región de las Américas en firmar y ratificar en 2004 el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT).

El Informe OMS sobre la Epidemia Mundial de Tabaquismo 2013 señala que en 2010 se incrementó el impuesto especial a productos de tabaco, pero que ha sido insuficiente y no se ha ajustado a la inflación, lo que lo ha debilitado, dijo Erick Antonio Ochoa, director de Iniciativas para el Control del Tabaco de la Fundación InterAmericana del Corazón (FIC).

Tampoco se avanzó en la protección de las personas ante el humo del tabaco ambiental, en la asesoría para dejar el cigarro y en la asignación de más espacio en las cajetillas para imágenes y mensajes preventivos, además de que persiste la publicidad disfrazada.

Al referirse al reporte, Ochoa recordó que eso corresponde a los compromisos asumidos por los 177 países que han firmado el CMCT.

Reconoció que al inicio de la nueva administración se han percibido algunos signos alentadores, como la difusión de una campaña de la Comisión Nacional contra las Adicciones dirigida a los jóvenes.

Sin embargo, aclaró que el tema deberá estar en la agenda de salud como una prioridad en la cual confluyan esfuerzos del Ejecutivo, pero también del Legislativo y de la sociedad civil.

“El control del tabaco debe ocupar un lugar fundamental en la agenda pública del país. Debido al escaso avance de los últimos años, los resultados de México en algunos indicadores destacados en el informe son reprobatorios, esto en comparación con otros países del continente americano.

“Por ejemplo, en torno a la prohibición de publicidad del tabaco, mientras países como Costa Rica, Panamá, Ecuador, Uruguay, Canadá, Chile, Argentina, Honduras y Trinidad y Tobago han hecho grandes progresos para restringir la publicidad en todos los diarios y revistas, incluso con medidas para que restrinjan la publicidad en los puntos de venta, en México está reprobado, pues no ha adoptado medidas eficaces para prohibir la publicidad en revistas para adultos, sitios de internet, lugares de acceso exclusivo para adultos o puntos de venta. Esta calificación también es reprobatoria en materia de promoción y patrocinio de los productos de tabaco”.

En torno a los impuestos, el activista recordó que la protección a la salud de fumadores y no fumadores, en especial de niños y jóvenes, es el principal beneficio del impuesto al tabaco, además de la captación fiscal que resarce en buena medida el enorme gasto del Estado para atender las enfermedades asociadas al tabaquismo.

BLANCA VALADEZ