3 de junio de 2014 / 02:56 a.m.

Visiblemente cansada tras un largo viaje de más de 13 horas, Javier Aquino arribo a Chicago para reportarse con la Selección Mexicana que este martes tendrá su segundo partido en su gira por Estados Unidos ante Bosnia.

El mediocampista del Villarreal aún no puede creer lo que esta viviendo pues en cuestión de días cambió el estar en Shangai con su equipo a vivir la experiencia mundialista.

"La verdad aún no me cae el veinte, no se le desea el mal a nadie pero estoy contentó de estar aquí", dijo

"Me despertaron en la madrugada, me asuste pensé que era algo de mis padres o de mis hermanos les hable de inmediato y me dijeron lo que paso y se especulaba sobre mi convocatoria", expreso.

Aquino se trasladó al hotel de concentración del Tri para descansar tras el largo viaje y después saludara a sus compañeros.

DANIEL MARTÍNEZ