14 de enero de 2014 / 12:41 a.m.

El Inter apenas cuenta con una victoria en sus últimos siete partidos de liga, además que la semana pasada fue eliminado por Udinese en la Copa Italia.

 

El Inter de Milán debió conformarse el lunes con un empate 1-1 como local ante Chievo, que puso término a la 19ta fecha de la Serie A de Italia.

Chievo abrió el marcador mediante Alberto Paloschi a los ocho minutos, mientras que el Inter logró el empate apenas cuatro después con el japonés Yuto Nagatomo tras un centro del argentino Ricky Alvarez. Nagatomo marcó un segundo tanto un minuto después, que el árbitro anuló por una inexistente posición adelantada.

El Inter apenas cuenta con una victoria en sus últimos siete partidos de liga, además que la semana pasada fue eliminado por Udinese en la Copa Italia.

Los nerazzuri marchan en el quinto lugar de la clasificación con 32 puntos, misma cantidad que Verona.

Juventus es el líder del campeonato con 52 puntos, seguida por Roma con 44, Napoli 42 y Fiorentina 37.

Inter, que jugó en su estadio de San Siro, atacó con insistencia, pero enfrentó a un adversario que se defendió bien, sin dejarlo casi respirar, disputándole cada balón en toda la cancha, sin refugiarse en su área.

A los 28 minutos, el argentino Rodrigo Palacio del Inter se comió un gol hecho al cabecear desviado solo frente al arco del Chievo, en un encuentro que se jugó bajo una lluvia tenaz.

Para tratar de romper la igualdad, a los 65, el delantero argentino Diego Milito entró en el Inter en sustitución de su compatriota Esteban Cambiasso.

Poco antes, un doblete del brasileño Eder le dio a Sampdoria la victoria 3-0 ante Udinese, en un partido que acabó con tres jugadores expulsados.

Eder marcó el primer gol a los 16 minutos de penal, luego de una falta que le cometió el arquero de Udinese.

A Sampdoria se le facilitó la tarea porque el Udinese jugó con un hombre menos gran parte del partido al ser expulsado el brasileño Allan a los 35 minutos.

Eder aumentó la diferencia del equipo local poco después del descanso con un remate a la entrada del área chica. Daniele Gastadello sentenció con un cabezazo a tres minutos del final.

Sampdoria sufrió la expulsión de volante Roberto Soriano a los 61. Siete minutos después, Udinese se quedó con nueve hombres cuando le mostraron la tarjeta roja al brasileño Gabriel Silva.

El resultado dejó a Sampdoria con 21 puntos, a mitad de tabla. Udinese quedó con 20 y Chievo suma 17.

AP