— EUGENIA JIMÉNEZ
6 de septiembre de 2013 / 12:49 p.m.

México • Católicos de todas las edades participaran este sábado en la Misión subterránea en la que subirán a los vagones del Metro para divulgar el evangelio y unirse a la jornada de oración por la paz impulsada por el papa Francisco.

La Arquidiócesis de México invitó a los creyentes a testimoniar el evangelio en el Metro y “no importa la edad, lo importante son las ganas de compartir el mensaje del Evangelio con usuarios del Metro, en el día designado por Francisco para que los católicos realicemos oración por la paz”.

 

Eduardo Chávez Téllez-Girón uno de los organizadores de la Misión subterránea, explicó que esta actividad es consecuente con las palabras pronunciadas por el papa Francisco en la pasada Jornada Mundial de la Juventud realizada en julio en Brasil, “que vayamos y hagamos lío a nuestra diócesis”.

 

En esta tercera edición de la Misión subterránea, se espera la participación de sacerdotes y religiosas, con cuya presencia “se daría ese enfoque que el papa Francisco propuso de salir de las parroquias y escuelas al encuentro con los demás” agregó Chávez Téllez-Girón.

 

Para los interesados en asistir, dijo el organizador, “además de ponerle muchas ganas, los participantes podrán llevar su almuerzo, para que no les falten energías. Las inscripciones son en la dirección electrónica: jovenesmaristas@gmail.com”.

 

Detalló que las personas que se inscriban recibirán citas bíblicas, además de algunas frases dichas durante el pontificado de Francisco las cuales podrán utilizar el día en que se realice la actividad de predicar el evangelio.

 

La cita es este sábado en la parroquia de la Inmaculada Concepción de la colonia Clavería enpunto de las 8:00 de la mañana, donde se realizará una charla previa a los equipos participantes, y se designarán las líneas del Metro que recorrerán los participantes.

 

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano informó que este sábado la Iglesia de México se unirá a la jornada de oración y ayuno para pedir por la paz en Siria, Medio Oriente y el mundo, a la que convocó el Papa.