20 de marzo de 2013 / 01:09 p.m.

México • Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) buscan crear un nuevo fármaco para combatir la bacteria Helicobacter pylori, causante de enfermedades como gastritis y úlceras gástricas, la cual afecta a 50 por ciento de la población mundial debido a su resistencia y a que sobrevive en ambientes ácidos.

En un comunicado, explicaron que para ello “"desarrollan algoritmos bioinspirados que, mediante inteligencia artificial, tendrán la capacidad de sugerir fármacos para inhibir funciones específicas de la bacteria Helicobacter pylori"”.

El proyecto multidisciplinarlo es realizado por la especialista de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN, Claudia Benítez Cardoza, con apoyo de los investigadores de la Escuela Superior de Cómputo, Jorge Luis Rosas Trigueros y Rosaura Palma, también colabora José Correa Basurto, de la Escuela Superior de Medicina del IPN, entre otros.

Detallaron que “"José Luis Rosas Trigueros es el responsable del diseño de los algoritmos bioinspirados, en tanto que los especialistas del área médica enfocan sus estudios a evaluar los mecanismos de acción de la bacteria Helicobacter pylori y del diseño de nuevos fármacos que contribuyan a mejorar la salud y calidad de vida de las personas que padecen gastritis y úlceras gástricas, las cuales son difíciles de sanar por el efecto dañino de dicho microorganismo."”

La bacteria, explicó Rosas Trigueros, se puede transmitir por compartir cubiertos, platos y vasos, por ello la frecuencia de la infección es muy grande; “"combatirla es complicado debido a que vive en el epitelio gástrico en contacto con el ácido clorhídrico y puede sobrevivir en ese ambiente sin problema, por ello los tratamientos son agresivos y suelen fracasar en el 20 o 30 por ciento de los casos"”.

Indicó que el microorganismo es capaz de generar deficiencias en la absorción de nutrientes que pueden comprometer el estado nutricional de los individuos afectados y vincularse con el agente causal de enfermedades crónicas.

El grupo de científicos enfoca sus esfuerzos al diseño de un nuevo fármaco que, sin generar efectos secundarios, permita inhibir la proteína enolasa, que es primordial para que la bacteria realice funciones vitales.

El especialista politécnico refirió que la generación de un nuevo fármaco es muy costosa, por ello en México muchas veces es inalcanzable concretar proyectos de esa naturaleza.

Sin embargo, aseguró que “"la bioinformática es una herramienta muy valiosa que permite disminuir tiempos y reducir gastos, debido a que facilita la realización de investigación en farmacología y el diseño de nuevos tratamientos que llegan a ser alcanzables para nuestro presupuesto"”.

REDACCIÓN