5 de marzo de 2013 / 04:29 p.m.

Monterrey • La Universidad Autónoma de Nuevo León ha iniciado con los preparativos de la construcción de su observatorio astronómico en el municipio de Iturbide, que tendrá una inversión de 70 millones de pesos y se prevé que sea el más grande en su tipo en América Latina que pertenezca a una universidad.

Aunado a esto también desarrollarán en coordinación con la UNAM un laboratorio científico de radio sondeo ionosférico que tiene como propósito el estudio de la parte superior de la atmósfera y de concretarse sería el segundo laboratorio en su tipo en el país.

Jesús Áncer Rodríguez, rector del UANL explicó que durante este año definirán la fecha en que se comenzará a construir este observatorio:

“Estamos por iniciar la construcción del camino y en el transcurso del año anunciaremos el proyecto en forma completa, esto implicará una inversión importante de recursos (…) primero tiene que realizarse el camino y hacerse la infraestructura”.

En entrevista posterior a la inauguración del primer taller nacional de astrofísica planetaria en el Centro de Investigación e Innovación en Ingeniería Aeronáutica –a un año de su inauguración- precisó que el observatorio será robótico y tendrá una inversión aproximada a los 70 millones de pesos.

La unidad contará con un telescopio de 1.3 metros de diámetro, un espectrógrafo y estará ubicado a una altura de 2 mil 300 metros sobre el nivel del mar.

La instrumentación de estos equipos será desarrollada por investigadores de la UANL y del Observatorio Astronómico Nacional y se prevé que será el más moderno en México y el más grande en su tipo en una universidad en América Latina.

A través de este observatorio se podrán hacer investigaciones científicas para búsqueda de nuevos planetas extra solares, monitoreo de meteoritos y basura espacial.

Su ubicación en el municipio de Iturbide obedece a que cuenta con una mayor proporción de noches despejadas en la Sierra Madre Oriental y concentra una baja contaminación lumínica.

Respecto al laboratorio de radio sondeo ionosférico, el rector de la UANL explicó que es un proyecto propuesto por el investigador Héctor Pérez de Tejada (principal promotor de las ciencias espaciales en el país y quien presidió el evento):

“"El doctor de Tejeda ha propuesto (el laboratorio) por nuestra latitud, me dijo así por ser la parte entre el trópico y templada que permite un área especial para estudiar el espacio y las condiciones de viento que se presentan"”.

Pérez de Tejeda indicó que actualmente sólo hay un laboratorio de este tipo en la ciudad de Toluca, en el Estado de México, creado hace 30 años por lo que su equipo ya no es tan actualizado y en la capital de Nuevo León hay condiciones geográficas que ofrecen buenas oportunidades para este tipo de estudios:

“"Entonces aquí es donde convendrían tener una estación de radio sondeo para ver cómo fluctúa la frontera entre las dos celdas, ése es el interés científico"”.

El investigador no dio más detalles al respecto como su ubicación o monto de inversión sólo precisó que se buscarían recursos federales para su edificación.

José Franco López, presidente de la Academia de Ciencias quien acudió al evento dijo por separado que en el país ha habido una baja inversión en el sector de la astrofísica en los últimos 30 a 40 años, tan sólo en ciencia en el país se invierte anualmente menos del 0.4 por ciento del PIB.

Agregó que la astrofísica al ser un área de la ciencia experimental requiere desarrollar muchos experimentos y laboratorios.

Inauguran Taller

Ayer la UANL inauguró el primer taller nacional de Astrofísica planetaria en honor a la carrea académica del investigador Héctor Pérez de Tejada, en el Centro de Investigación e Innovación en Ingeniería y que comprende un ciclo de 40 conferencias que concluyen hasta este viernes.

En el evento Jesús Áncer Rodríguez destacó que de la primera generación de egresados de Ingeniería Aeronáutica de FIME un estudiante fue contratado por la NASA.

ALEJANDRA MENDOZA