4 de marzo de 2014 / 05:39 a.m.

Jason Collins jugó los últimos minutos del partido que marcó su debut en casa con los Nets de Brooklyn, que arrollaron el lunes 96-80 a los Bulls de Chicago.

Más de una semana después de que regresó a la NBA como el primer jugador en activo que ha revelado su orientación sexual gay, Collins disputó su primer partido como local. Fue ovacionado de pie por los aficionados cuando ingresó, a 2:41 minutos del final.

Collins cometió una falta apenas cinco segundos después y falló su único disparo. Los Nets hilaron su tercera victoria consecutiva.

Deron Williams anotó 20 puntos y Joe Johnson añadió 19 por Brooklyn (29-29), que volvió a la marca de .500 por primera vez desde que tuvo una foja de 2-2 tras vencer a Utah el 25 de noviembre.

D.J. Augustin anotó 16 unidades como reservista por los erráticos Bulls, que perdieron 28 veces el balón, lo que derivó en 30 puntos de los Nets. Chicago vio cortada una seguidilla de cuatro victorias.

AP