26 de febrero de 2014 / 01:45 a.m.

El argentino está consciente que su equipo no es el mismo de antes pero, considera que están a tiempo de cambiar para buscar entrar a la Liguilla.

“Nos dolió muchísimo perder en casa y de la manera que fue, es duro,” dijo Javier Gandolfi. “Pero ya está, hay que dar vuelta a la página, trabajar, saber que estamos a mitad de camino, todavía tenemos tiempo, si miras la tabla no estamos tan mal pero psicológicamente, después de una derrota así obviamente que el grupo quedó golpeado.”

El Veracruz es la peor defensa del torneo al haber permitido hasta el momento 14 goles, Tijuana es la segunda peor con 12 anotaciones en contra. Todo esto puede crear un juego cerrado desde atrás pensando más, quizá, en no perder.

“Nos vamos a enfrentar a un rival que también está necesitado, entonces ante todo otra vez debemos buscar la solidez defensiva, a partir de ahí los partidos son más factibles ganarlos.”

Expresó que todos los jugadores son culpables de lo visto en la cancha; no exhibirá el capitán canino a un solo elemento, independientemente de lo que se pueda ver en el campo en ocasiones. Por ello sabe que pensar en trabajar es la única solución.

“Está a la vista que hemos perdido muchas cosas que ha tenido el equipo, antes era difícil que nos convirtieran, ahora no; antes teníamos efectividad para convertir y ahora nos está costando, estamos trabajando en eso, en muy rápido sacarnos de encima esto de los partidos de visita y ojalá, como te decía recién, llegue el triunfo para olvidar las dos cosas, las derrota que pasó y el trabajo que tenemos pendiente de visita,” concluyó el defensa central Javier Gandolfi.

 

TONY ALVAREZ