10 de mayo de 2014 / 06:32 p.m.

El defensa Jerome Boateng fue el encargado de propinar al español Pep Guardiola su primera ducha de cerveza, en la celebración posterior a la entrega de trofeo de campeón alemán al Bayern Múnich.

La ducha cerveza es un ritual del que no se libra ningún entrenador del Bayern que logre ganar la Bundesliga o la Copa de Alemania.

Guardiola, a diferencia de lo que hicieron algunos de sus antecesores como el holandés Louis van Gaal, no intentó escapar a su destino sino que espero prácticamente sin moverse a que Boateng le vaciara la cerveza sobre la cabeza.

AGENCIAS