3 de enero de 2014 / 05:23 p.m.

El elegido, que será anunciado semanas antes del comienzo del torneo, podrá realizar el emotivo acto de bienvenida al Mundial de Brasil 2014 con la ayuda de un aparato que monitorea la actividad cerebral del usuario y la transforma en movimientos mecánicos.

La iniciativa parte desde Walk Again, un proyecto que agrupa universidades y centros de rehabilitación para superar la parálisis, y el laboratorio Nicolelis Lab, diseñador del exoesqueleto, que cuenta con un sistema de electrodos que van en el cuero cabelludo para monitorear la actividad del cerebro y generar por vía inalámbrica comandos que se traducen en movimiento.

La técnica buscar hacer la experiencia más natural, el aparato retroalimenta al ocupante incorporando controles de tacto, fuerza, temperatura y motores de vibración. Previamente se utilizarán exoesqueletos virtuales para el entrenamiento de los usuarios.

AGENCIAS