REDACCIÓN
12 de junio de 2014 / 12:40 p.m.

Son solo 25 pasos pero toda una revolución que representa uno de los más grandes avances científicos para el mundo. Él es parapléjico, pero su sueño de patear un balón ya no es imposible.

"Una forma de mostrarle al mundo que es posible mejorar la calidad de vida de esos pacientes"

El científico brasileño Miguel Nicolelis logró mostrarle al mundo la funcionalidad de la tecnología que desarrolló y que permite que, pese a sus impedimentos físicos, una persona parapléjica cuya identidad no ha sido dada a conocer, realice el saque de honor en el partido Brasil-Croacia en Sao Paulo.

El elegido, víctima de un accidente de tráfico con la médula dañada, que le impide que lleguen los impulsos nerviosos a las piernas, es capaz de levantarse de su silla de ruedas, dirigirse hasta el círculo central del Arena Corinthians de Sao Paulo y realizar el saque de honor del Mundial.

El sistema de interacción por señales del cerebro entre parapléjicos y un complejo exoesqueleto acoplado al paciente fue probado con éxito en las últimas semanas en Sao Paulo y este jueves será exhibido en un evento transmitido en todo el mundo.

"La forma como distribuimos esas señales en las partes del cuerpo del paciente que aún tienen sensibilidad fue uno de los grandes descubrimientos del proyecto", dijo Nicolelis.