14 de agosto de 2013 / 01:25 p.m.

México • El número de embarazos no deseados en adolescentes se ha incrementado en México pese a las campañas de prevención: de acuerdo a la encuesta Embarazo Adolescente, realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), las soluciones propuestas ante el embarazo juvenil como la prevención y uso de anticonceptivos ocupa apenas 3.5 por ciento.

Según el sondeo, la falta de información y educación sexual (24.7%) y la falta de atención por parte de los padres (40.8%) son los factores principales que provocan que los adolescentes tengan relaciones sexuales y, por consiguiente, se incremente el número de embarazos. No obstante al preguntarles si consideraban que el exceso de información incita a los jóvenes a tener relaciones 68.2% dijo que sí.

Pese a que 59.6% de los jóvenes está consciente de que el embarazo “arruinaría” su vida, 7 de cada 10 señalaron que, en esta situación, no veían como opción el matrimonio para los futuros padres, y la mejor solución, de acuerdo a la encuesta, era “tener al bebé y que lo cuiden los padres” (38.4%).

Sobre cuáles podrían ser las soluciones para evitar un embarazo adolescente, 64.6% dijo que se debería promover el uso de anticonceptivos, como la pastilla del día siguiente; mientras que 53% propuso que “acercar a los jóvenes a la religión” puede ser una buena solución para disminuir el número de embarazos.

Pese a que el debate sobre el aborto en todo el territorio nacional se ha incrementado en los últimos años, en la lista de soluciones propuesta por GCE ante un embarazo juvenil, los últimos lugares lo ocupan el aborto (6.1%) y la prevención (3.5%).

La encuesta se realizó a escala nacional vía telefónica a 800 personas mayores de 18 años, a quienes se les cuestionó: “¿Quién es el principal afectado en un embarazo adolescente?” La mayoría (44.1%) dijo que el bebé y en segundo lugar (30.9%) la joven madre.

Respecto a la educación sexual, 54.4% señaló que la edad ideal para hablar de sexo con un adolescente es de los 11 a los 13 años; sin embargo, 6 de cada 10 consideraron que es hasta los 18 años cuando una persona ya es completamente consciente y responsable de su sexualidad, mientras que 36.9% afirmó que de los 22 a los 25 años es la edad apropiada para hacerse responsable de un hijo.

El reconocer que un embarazo que trunca la vida de los adolescentes no es la mayor preocupación de los padres, ellos aseguraron que es “estar metidos en drogas o alguna adicción” (52.2%), en segundo lugar que tengan una enfermedad de transmisión sexual (19.5%) y en tercero que pierdan el año escolar (10.4%).

EUGENIA JIMÉNEZ