RICARDO MARTÍNEZ VELÁZQUEZ
14 de septiembre de 2014 / 07:59 p.m.

El mundo gira y el tiempo pasa, pero la creatividad no se va, esto lo demuestra Robinho con un gran gol en el partido en contra del equipo de Coritiba.

El gol se ocasiono en una descolgada muy rápida y con un gran pase de Gabriel hacia el crack brasileño dejándolo solo frente al guardameta y de una manera elegante cucharea el balón y así concretando el partido con un marcador de 2 por 0.

No cabe duda que lo que bien se aprende no se olvida y Robinho lo demostró.