7 de junio de 2013 / 01:46 p.m.

México• Hay una pequeña comunidad al lado de las vías del ferrocarril en el estado de Veracruz llamada La Patrona; allí, varias de sus mujeres esperan a que pase el tren con un solo objetivo: aventarles comida y botellas de agua a los migrantes que van en busca del sueño americano. La artista mexicana Aline Berdichevsky se inspiró en esa imagen y realizó Lightvessels 2, obra con la que participa en la muestra La Frontera. Joyería contemporánea, que se exhibe en el Museo Franz Mayer.

Con 150 piezas de joyería contemporánea realizadas por 89 artistas de diversas partes del mundo, esta exposición abarca diversos aspectos de la zona fronteriza del norte de nuestro país, los que son representados en esta exposición a través de estas piezas únicas, las que muestran la compleja relación entre Estados Unidos y México.

La obras fueron elegidas por el tema, la estética y los materiales, pero lo más importante fueron las ideas: “Invitamos también a creadores de otras partes del mundo porque hay temas mundiales, y dada la globalización la gente sabe lo que está pasando aunque lo no vea ni lo viva en carne propia. Nos dimos cuenta de que las preocupaciones y el interés son iguales, porque son universales”, afirmó Lorena Lazard, una de las curadoras.

En conferencia de prensa, las curadoras, Elizabeth Shypertt y Lorena Lazard, aseguraron que la joyería contemporánea no necesariamente tiene un objetivo ornamental; en este caso, los artistas expresan ideas a través de sus piezas, las cuales tienen que ver más con el arte conceptual, ya que “el valor de la pieza no está dado por los materiales, pues aunque se trabajó con acero, cobre, plata y oro, también participan el poliéster, la porcelana y el fieltro, entre otros”, explicó Shypertt.

Algunos de los artistas convocados de La Frontera son: Alberto Dávila, Raquel y Elvira Bessudo, Martha Vargas, Martacarmela Sotelo, Bruno Cuervo, Mayté Amezcua, José Manilla y Cristina Celis, entre otros.

La exposición está abierta desde hoy y hasta el 28 de julio; posteriormente las joyas serán expuestas en San Francisco, y se tiene la intención de que se vayan a otros sitios para abrir más espacios y ahondar en la problemática que muestran, concluyeron las curadoras.

VIRIDIANA CONTRERAS