26 de enero de 2014 / 01:30 a.m.

Los 'Red Devils' confirmaron el fichaje del mediocampista español, Juan Mata, por el que pagó 61 millones de dólares al Chelsea; esta transacción es la más cara en la historia del 'Man Utd'.

 

Manchester United confirmó el sábado el fichaje del mediocampista español Juan Mata, por el que pagó 37,1 millones de libras (61 millones de dólares) a Chelsea para convertirlo en la transferencia más cara en la historia del club.

Mata perdió la titularidad en los Blues tras la llegada esta temporada del técnico José Mourinho.

"Estoy encantando por venir. United es el lugar perfecto para mí", expresó Mata. "Chelsea es un gran club y tengo muchos amigos ahí, pero no puedes rechazar la oportunidad de llegar al Manchester United".

El volante se sometió el sábado al reconocimiento médico de rutina antes de completar la transferencia. La mayor cifra que Man U había pagado por un futbolista fue los 30,7 millones de libras que desembolsó en 2008 a Tottenham por el delantero búlgaro Dimitar Berbatov.

United apuesta a que la llegada de Mata revitalice al plantel, que marcha en la mitad de tabla de posiciones en la primera campaña del timonel David Moyes tras reemplazar a Alex Ferguson.

Moyes afirmó que Mata debutará en la liga el martes ante el Cardiff, en Old Trafford.

"Juan es uno de los más finos generadores de jugadas que hay actualmente en el fútbol, y realmente es un placer asegurar su fichaje", dijo Moyes. "Ha sido clave en el éxito reciente de Chelsea, con 28 asistencias y 32 goles en sus últimas dos temporadas de la Liga Premier, algo notable".

Mourinho dijo que Mata había solicitado salir de Stamford Bridge después de perder la titularidad en el club de Londres.

"Le pregunté si realmente estaba feliz de marcharse", dijo Mourinho. "Él dijo, 'sí, estoy realmente feliz de marcharme'''.

"Esperamos que le vaya bien", agregó Mourinho. "Estamos convencidos que la va a ir bien. Si Man United paga este récord por un jugador, es porque saben exactamente qué quieren de él; y ellos saben exactamente qué puede darles".

Mata, de 25 años, fue el jugador del año del Chelsea durante las dos últimas temporadas, pero ha sido marginado esta campaña tras el regreso de Mourinho, quien prefirió como armadores de jugadas a Eden Hazard, Willian y Oscar.

"Si no puede estar completamente feliz aquí porque no está jugando cien por ciento como lo hizo los dos últimos años, si tiene un equipo grande que lo quiere, aun si es un club adversario y en Inglaterra, el club decidió, y yo apoyé al club en este sentimiento: que no se puede impedir a la gente ser feliz", dijo Mourinho.

Mourinho se rio de la crítica del director técnico del Arsenal Arsene Wenger, quien dijo el jueves que Chelsea había planeado el momento de la venta de Mata específicamente para dañar a sus adversarios de la Liga Premier.

El United ya jugó contra el Chelsea dos veces, pero le restan encuentros contra Manchester City y Arsenal.

"La queja de Wenger es normal, porque siempre lo hace. Es algo que sabemos", dijo Mourinho. "Nosotros no hacemos el mercado; nosotros no hacemos las reglas".

AP