2 de julio de 2013 / 03:34 p.m.

Una comisión de cardenales y obispos del Vaticano aprobaron hoy un "milagro" concedido por intercesión del Papa Juan Pablo II, quien quedó a un paso de ser declarado santo.

Según trascendió aquí, la mañana de este martes tuvo lugar la plenaria del grupo de prelados de la Congregación para las Causas de los Santos responsable de estudiar la curación milagrosa y determinar que esta fue por intercesión de Karol Wojtyla.

El resultado fue positivo y ahora sólo resta que Jorge Mario Bergoglio apruebe el decreto que otorgue luz verde a la canonización, cuya fecha debe ser establecida durante un Consistorio, una reunión del pontífice con cardenales.

El pronunciamiento de los cardenales y obispos llegó después que la consulta médica y la comisión de teólogos ya habían dado su beneplácito.

Aunque El Vaticano ha mantenido un gran hermetismo sobre este camino a los altares y no ha querido ni confirmar ni rechazar la versión, varias fuentes coinciden en que la ceremonia de canonización podría tener lugar el 8 de diciembre.

Tampoco se han informado oficialmente detalles sobre el milagro aprobado, pero también se ha sabido que se trataría de una curación inexplicable de una mujer en Costa Rica, ocurrida el 1 de mayo de 2011.

Ese mismo día el Papa Benedicto XVI declaró beato de la Iglesia católica a Juan Pablo II, durante una masiva celebración en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Las mismas fuentes revelaron que los cardenales y obispos no solamente aprobaron el milagro de Wojtyla, sino también otro milagro atribuido al beato Juan XXIII, lo cual haría realidad que ambos papas sean reconocidos como santos el mismo día.

Notimex