WILLIE GONZÁLEZ | @williemty
9 de agosto de 2016 / 09:33 a.m.

Si bien es cierto que aún falta mucho para que terminen los Juegos Olímpicos y hasta el momento en el que escribía esta columna no había buenas noticias para la delegación mexicana en Río de Janeiro, a pesar de eso quiero decirles con toda franqueza que me enorgullece ver que nuestros atletas estén poniendo todo el esfuerzo del mundo para sobresalir.

Inclusive la selección mexicana de futbol me deja muy contento, nadie sabe si ganaremos o no medalla sin Oribe Peralta y sin Rodolfo Pizarro. No sabemos qué nos depara el destino. Tal vez los que entren en su lugar salgan inspirados y volvamos a vivir lo acontecido en los último Juegos Olímpicos. México transpira frescura al frente. Tenía años de no ver a un cuadro mexicano con cinco o seis atacantes permanentemente. Me encanta la forma de ir al frente, corriendo riesgos e intimidando al rival. Eso es asombroso, es para aplaudirse.

Merecen una ovación estos chicos. Así debería ser el futbol mexicano siempre. Acá en la Liga Mx, Tijuana, Tigres, Pachuca, Monterrey son de los mejores equipos en ataque, siempre buscan el arco rival, eso siempre se agradece. Ojalá que haya más chicos como Pizarro, Gutiérrez, Lozano, Pérez o Bueno.

Es claro que México necesita ganar a Corea para seguir avanzando a refrendar el título. Hoy somos alegres y jugamos bien al futbol. Vamos México, que te queremos ver ganar. Por cierto, soy de los pocos que aplaudo y valoro el esfuerzo de los 126 atletas que dejaron, sangre, sudor y lágrimas para llegar a unos Juegos Olímpicos. Deberíamos estar más orgullosos de nuestros atletas mexicanos.

guillermo.gonzalez@milenio.com