CARLOS CONTRERAS LEGASPI - @LAAFICION
4 de agosto de 2016 / 02:08 p.m.

Rio de Janeiro no va a competir en implementaciones tecnológicas ni con un despliegue impresionante de recursos ante ceremonias como las que se montaron en los más recientes antecedentes como Beijing o Londres, solo prometen que será la ceremonia más 'Cool' que se haya visto.

Los personajes clave de la organización de las cuatro ceremonias de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos se adelantaron la tarde del jueves algunos elementos del montaje, además de apagar algunas filtraciones que se dieron en los días anteriores, como que Pelé será el encargado de encender el pebetero con la antorcha o que la modelo Giselle Bundchen interpretará a la Garota de Ipanema.

"El estadio tiene túneles de dos metros de alto, sin pista de atletismo, hicimos lo que pudimos con eso y todos los recortes de presupuesto, como McGyver", dijo Daniela Thomas, una de las cineastas involucradas en el proceso creativo de la inauguración.

Al no ser un estadio olímpico, sino un estadio de futbol, Maracaná se convirtió en un reto enorme para el diseño pues, "No podíamos meter nada por el tamaño de las puertas, sabíamos que no podíamos meter nada. Los carros del carnaval no entran, el nuevo Maracaná tiene unos asientos muy bajos, si poníamos un escenario grande bloquearíamos muchos asientos", agregó Thomas.

El director creativo, Fernando Meirelles, añadió al comentario que "Cuando empezamos todavía estaba la renovación del estadio, pensamos que podríamos contar con un escenario de cuatro metros pero eso cambió cuando lo entregaron".

Meirelles, reconocido en el ámbito global por la cinta 'Ciudad de Dios', destacó que el tema de la ceremonia será la diversidad, "pues es lo que tenemos en Brasil, personas tan diferentes pueden reunirse para tomar una cerveza", así como la sustentabilidad y el respeto a la tierra, "Queremos celebrar las diferencias en lugar de pelear con ellas, lo que tenemos que entender es dejar de hacerlo lo mismo a nuestro mundo", expresó durante la conferencia.

Los creativos bromearon al recordar las inauguraciones del 2008 y 2012 y aseguraron que "daban ganas de llorar" al ver el enorme despliegue que les antecede.

A pesar del gran número de personas que estará participando en vivo, solo una extranjera, la actriz británica, Judy Dench, participará al leer un poema en inglés, mismo que será declamado en portugués por Fernanda Montenegro. Mientras que la base de la celebración será la música brasileña.

Por temas de seguridad, la lista de jefes de estado que asistirán a la inauguración será revelada hasta horas antes del inicio y también comentaron que no hay un plan para evitar una rechifla por parte del público hacia el presidente interino Michel Temer.

Marco Biallich, director del comité organizador de las ceremonias aseguró que "todas las han sido hermosas, puedes ver Sidney, Atenas, Beijing o Londres, todas las ceremonias son un tributo al arte y cultura, los países se han expresado a través de ellas, Beijing fue una prueba de aprovechamiento de la tecnología, nosotros somos analógicos .

Al compararla con la más reciente dijo, "Londres fue una ceremonia inteligente, pero la que verán será más cool. El presupuesto es lo de menos cuando tienes buenas ideas".

Andrucha Waddington, otro de los directores involucrados valoró que será una pena para los atletas que no puedan asistir pues la fiesta está pensada para ellos y también confesó que tuvieron que asistir a mercados para encontrar los recursos más baratos posibles, "Fue un presupuesto menor al de otras ceremonias mayores y funcionó a nuestro favor para adaptarnos a resolver", aportó.

Meirelles también adelantó que los atletas recibirán una bolsa con semillas y tierra para sembrar en un terreno en la zona de Deodoro, donde se espera que crezca el bosque olímpico. Los aficionados asistentes también recibirán semillas para participar en la actividad.



Los Números de la inauguración



50 mil metros cuadrados de tela fueron usados para el montaje



300 productores artísticos desarrollaron el concepto



50 mil aficionados podrán entrar al estadio



2 horas de anticipación para entrar, solo hay acceso con transporte público.



200 bailarines de 20 nacionalidades participarán



5500 disfraces serán empleados durante el performance



5000 voluntarios apoyarán la noche del viernes



3500 millones de personas podrán verla a través de la televisión.