efe
13 de agosto de 2016 / 07:41 p.m.

Honduras superó hoy los límites de su historia en el fútbol de los Juegos Olímpicos, que hasta Londres 2012 terminaba en cuartos de final, al vencer a Corea del Sur por 0-1 en Belo Horizonte y pasar a las semifinales de Río 2016, el próximo 15 de agosto en el estadio Maracaná.

El gol de Alberth Elis a los 60 minutos bastó a Honduras para avanzar a la penúltima fase en la que chocará con el mejor del duelo entre Brasil y Colombia, que se jugará más tarde en Sao Paulo.

La otra semifinal quedó horas antes definida entre Alemania y Nigeria, duelo que se jugará también el próximo jueves en el estadio Itaquerao de Sao Paulo.

El equipo 'catracho', que llegó a cuartos de final a expensas de Argentina para disgusto de Diego Maradona, allanó hoy su camino sin variar su estilo: golpeando al rival y después cerrándose en su área para resistir la ventaja.

Aunque en partidos como contra Portugal la fórmula no hizo efecto, el libreto sí que lo tuvo como en el empate 1-1 con Argentina y la laboriosa victoria por 3-2 sobre Argelia en el debut.

Alberth Elis marcó el solitario gol en el estadio Mineirao tras un fulminante contragolpe empujado por Romell Quioto a los 60 minutos, pero el portero Luis López robó protagonismo al delantero al salvar al equipo de Jorge Luis Pinto por lo menos en cinco ocasiones claras.

Quioto recuperó el balón en su área y con una carrera de 30 metros abrió una defensa desordenada que perdió las marcas cuando más presionaba para marcar su gol.

Poco antes de pisar el área, Quioto filtró el balón a Elis, que le acompañaba desde la derecha, y el jugador del Olimpia soltó un remate ajustado con la pierna derecha al poste ídem de la portería de Gu Sungyun.

La selección que dirige el colombiano Jorge Luis Pinto ha superado así la campaña que un compatriota suyo, Luis Fernando Suárez lideró hace cuatro años en Londres.

Con Suárez, Honduras, que no había superado la primera fase en los Juegos Olímpicos, se metió en cuartos y solo paró por la derrota ajustada de 3-2 ante Brasil.

Después de un comienzo lento, de cuidadosos movimientos para estudiar al rival, Honduras buscó la apertura de la cancha a través de Allan Banegas y Quioto, pero la masiva presencia de camisetas de Corea del Sur redujo los espacios para la maniobras de los puntas Elis y Anthony Lozano, que sobre el final tuvo una oportunidad clara para ampliar la diferencia.

Al promediar el primer tiempo, Corea del Sur había cerrado las bandas y tomó el control de las acciones con lanzamientos profundos a la portería de Luis 'Buba' López, quien comenzó así a convertirse en la figuras del encuentro.

La primera parte pudo terminar con ventaja de dos goles pero 'Buba' López lo impidió.

Y el segundo tiempo comenzó con la misma presión de los jugadores de Shin Tae-Yong y la soberbia respuesta de López para mantener su portería imbatida.

La historia cambió con el gol de Elis, desde hoy histórico para los hondureños.