HELIODORO HINOJOSA / ENVIADO
9 de agosto de 2016 / 06:20 p.m.

Francisco Bonilla, entrenador de los boxeadores mexicanos, admite no saber cómo salir a atacar, pues los jueces no los han calificado correctamente.
De seis boxeadores mexicanos en Río 2016, hoy sólo quedan 3 en competencia: Misael Rodríguez, Raúl Curiel y Eías Emigdio.

De Joselito Velázquez, Juan Pablo Romero y Lindolfo Delgado hay inconformidad con la manera de calificar por parte de los jueces en estos Juegos Olímpicos.

Al término de la pelea que Misael Rodríguez ganó a Waheed Karawi, el entrenador del grupo de boxeadores dijo que no han sido juzgados de la manera correcta.

"Es muy rápido todavía para hacer un análisis de la preparación del equipo, hay algunas peleas donde no hemos sido juzgados de la manera correcta y lo entendemos, siempre pasa. Nosotros hacemos un análisis de cómo es la tendencia sobre el jueceo.

"Lindolfo, por sus atributos que tiene, debía hacer una pelea de distancia larga, de controlar al rival y así lo hizo, no fue juzgado de la mejor manera; a Juan Pablo se le manda a atacar, a llevar el ritmo de la pelea y es lo mismo; entonces no sabes ya qué enfoque darle al combate, porque son muy diversas las tendencias del arbitraje, eso se ha visto toda la vida. Podemos seguir hablando esto en años, los muchachos han hecho su esfuerzo y si no se los han valorado, eso ya es otra cosa", señaló.

JOSELITO

Sobre la actuación de Joselito y la manera en que fue calificado por los jueces, el entrenador agregó.

"En el caso de Joselito, ustedes vieron la actitud del réferi, todo tiempo metiendo la cabeza el rival, nulificando a base abrazar, hizo nueve advertencias de que no abrazara y cuando el reglamento dice que si hay incidencia tiene que quitar un punto", expresó Bonilla.

Este miércoles entra en acción el quinto boxeador mexicano cuando Raúl Curiel enfrente al chino Qianxun Hu.