CORTESÍA LA AFICIÓN
12 de agosto de 2016 / 05:12 p.m.

Por primera vez, las estadunidenses no cierran su participación en el futbol olímpico ascendiendo al podio. Las tricampeonas defensoras cayeron en penales ante Suecia, tras un empate 1-1 en los cuartos de final de Río 2016, y Hope Solo criticó la actitud defensiva de su rival.

"Pienso también que jugamos contra un grupo de cobardes; el mejor equipo no ganó hoy, creo firmemente eso".

Las suecas comenzaron el festejo, y la capitana Carli Lloyd se colocó en cuclillas sobre el césped del Estadio Mané Garrincha. Fue la primera definición por penales en lo que va de este certamen olímpico.

Desde que el futbol de mujeres se incorporó al programa olímpico en Atlanta 1996, las estadunidenses siempre habían conseguido algún metal. Su peor desempeño databa de Sydney 2000, cuando se quedaron con la plata tras caer ante Noruega en la final.

Cuando se le comentó lo que había dicho Solo, la entrenadora sueca Pia Sundhage tuvo una respuesta simple.

"Está bien ser cobardes si ganamos", dijo.

Sundhage dirigió la selección estadounidense durante cinco años y la guio a lo más alto del podio en Beijing 2008 y Londres 2012.

Las críticas al esquema de su ex entrenadora no representaron la única polémica en que se metió Solo durante el torneo olímpico. Los espectadores siguieron gritando "zika" cada vez que tocaba el balón. La arquera había hecho comentarios en las redes sociales sobre esa enfermedad.

En otro cotejo, Alemania eliminó a China. Más tarde, se completaban los cuartos de final con los partidos de Canadá contra Francia y Australia ante Brasil.