CORTESÍA LA AFICIÓN
6 de agosto de 2016 / 11:05 a.m.

El peleador regio Lindolfo Delgado vio sepultados sus sueños olímpicos en la categoría de los 60 kilogramos, al caer en la primera pelea en Río 2016 a manos del profesional Carmine Tommasone de Italia.

En el arranque de las actividades de boxeo olímpico, el mexicano de 21 años de edad tuvo complicaciones para imponerse, pues cedió desde el campanazo inicial al hombre de la esquina contraria.

A pesar de tener la ventaja en distancia y alcance, Lindolfo dejó que Tommasone impusiera las reglas y él únicamente se enfocó en boxear por piernas, haciendo fallar a su rival, pero sin tirar golpes.

Olvidando abrir con un jab para hacer espacio y las combinaciones que mantuvieran a raya a su adversario, Lindolfo boxeo en todo momento lanzando un golpe que eventualmente le abría el espacio necesario para salir del peligro.

Al final del primer round, dos de las tarjetas fueron para el activo europeo; mientras que uno le dio el beneficio de la duda al mexicano. Para los últimos dos rounds, no hubo ajustes del regio cediendo las tarjetas de los jueces para caer al final por puntuaciones de 27-30 - 27-30 y 28-29.

"Ni modo, le dimos todo arriba del ring y no se pudo; vamos a seguir echándole ganas y apoyando al resto del equipo", dijo el mexicano, quien fue medalla de plata en Panamericanos.