EFE
13 de agosto de 2016 / 06:25 p.m.

Mónica Puig se convirtió en la primera campeona olímpica en la historia de Puerto Rico tras ganar la medalla de oro en el torneo individual femenino de Río 2016, donde se impuso en la final a la segunda jugadora del mundo, la alemana Angelique Kerber, por 6-4, 4-6 y 6-1.

La germana, campeona en el Abierto de Australia y finalista e Wimbledon, fue una nueva víctima de la jugadora boricua, que cerró el partido después de dos horas y nueve minutos.

Mónica Puig, que al vencer en semifinales se convirtió en la primera mujer de Puerto Rico en ganar una medalla en unos Juegos, sometió una por una a cada adversaria. Entre ellas a las mejores del circuito, como la española Garbiñe Muguruza, cuarta del ránking y ganadora de Roland Garros, la exvencedora de Wimbleon, la checa Petra Kvitova, la eslovena Polona Hercog o la rusa Anastasia Pavlyuchenkova.

Nunca había ganado a Kerber, con la que cayó en Brisbane en el 2013 y más recientemente, el pasado año, en Canadá. La victoria de Puig, 34 del mundo, es el éxito del tesón, de la fe y del compromiso por los colores de su país.

Mónica Puig, que al vencer en semifinales se convirtió en la primera mujer de Puerto Rico en ganar una medalla en unos Juegos, sometió una por una a cada adversaria. Entre ellas a las mejores del circuito, como la española Garbiñe Muguruza, cuarta del ránking y ganadora de Roland Garros, la exvencedora de Wimbleon, la checa Petra Kvitova, la eslovena Polona Hercog o la rusa Anastasia Pavlyuchenkova.

Nunca había ganado a Kerber, con la que cayó en Brisbane en el 2013 y más recientemente, el pasado año, en Canadá. La victoria de Puig, 34 del mundo, es el éxito del tesón, de la fe y del compromiso por los colores de su país.