AFP
7 de agosto de 2016 / 05:45 p.m.

El español Rafael Nadal se clasificó con facilidad a segunda ronda de la prueba individual de tenis de los Juegos de Rio-2016, al derrotar este domingo al argentino Federico Delbonis por 6-2 y 6-1.

En apenas una hora y media de partido el Campéon Olímpico en Beijing 2008, se hizo con el triunfo en una cancha llena y con un público entregado a su causa.

"He empezado el torneo de manera muy buena. Mejor imposible diría yo", aseguró el exnúmero 1 mundial. "He disfrutado mucho de poder volver a competir después de dos meses sin hacerlo y hacerlo con este público que trasmite tanta energía. Siempre que he venido a Latinoamérica he tenido una sensación increíble con el público y aquí en Brasil he estado bastantes veces. He disfrutado mucho", añadió.

Tras llegar empatados a dos juegos en el primer set, después de que ambos rompieran los servicios respectivos del rival, Nadal ganó los cuatro siguientes para cerrar la manga por 6-2.

"Rafael impuso en todo momento su juego y ahí cuando estábamos parejos (2-2) regalé un 'game' muy clave que me costó mentalmente y me vine abajo en lo físico", admitió por su parte Delbonis.

Con la mitad del camino recorrido, el segundo set fue un paseo para Nadal (6-1), que disputaba su primer partido desde que se vio forzado a abandonar el torneo de Roland Garros por una lesión en la muñeca.

"Va a ser la última vez que hable de la muñeca en lo que queda de torneo, porque estoy aquí para competir. Ya dije desde el primer día que la muñeca no está perfecta, que necesitaba más tiempo de recuperación para estar al 100%, pero los plazos son los que son y si estoy aquí es porque son los Juegos Olímpicos", explicó en sala de prensa.

"Si hubiese sido cualquier otro torneo del circuito, repito, cualquier otro, no estaría compitiendo", insistió Nadal, que fue el abanderado de la delegación española en el ceremonia inaugural de los Juegos de Rio, el pasado viernes.

"Estar en esta olimpiada era para mí una ilusión que tenía que cumplir", insistió el mallorquín, que en 2012 se perdió por lesión los Juegos de Londres y tuvo que renunciar a ser el abanderado.

Al campeón español pareció incomodarle más las condiciones de la pista 1 del Complejo Olímpico de Rio que el propio rival, al punto de espetarle al juez de silla, al inicio del encuentro: "¡Así no se puede jugar!".

"La pantalla del marcador estaba en el centro de la pista y cuando el rival golpeaba desde esa zona, no veía la pelota. Después han bajado la intensidad. Está mal pensado. Si la Federación Internacional de Tenis no sabe eso apaga y vámonos. Hasta que no se ha solucionado no podía sacar abierto porque no veía de dónde venía el resto. Así no se podía jugar, es la realidad", criticó.

Su rival en segunda ronda será el italiano Andreas Seppi.