HELIODORO HINOJOSA | @heliodoroh
6 de agosto de 2016 / 10:37 p.m.

La aventura por unos Juegos Olímpicos no sólo la vive el atleta o sus entrenadores, la familia es parte fundamental. El manejo de emociones previo y apoyo durante la competencia se vuelven oxigeno puro para el atleta en una instancia de alta competencia.

En la Villa Olímpica, donde decenas de atletas desfilan a toda hora había un contraste, Lindolfo Delgado regresaba derrotado pero en un carrito para cargar maletas estaban sentados Epifenia Altamirano y Daniel Velazquez, eran los papas de Joselito.

"ni yo me lo creo, es demasiada emoción" platicaba Epifenia Altamirano, la mamá.

En tanto, Daniel Velazquez, el papá del pugilista platicó como comenzó todo "está en el lugar adecuado, donde quiso soñar y ahora a apoyarlo".

Joselito Velazquez subió al ring para medirse al argentino Leandro Blanc en Riocentro, sede del box en el parque olímpico para vencerlo en su primer combate en tierras ganándose el cariño de la afición carioca.

El bicampeón Panamericano en Guadalajara 2011 y Toronto 2015 ahora enfrentará el próximo lunes al uzbeko Hasanboy Dusmatov en los dieciseisavos de final del box olímpico.

El boxeador mexicano calificó de último momento a Juegos Olímpicos luego de vencer al coreano Jonghun Shin en Venezuela en el preolímpico mundial de boxeo.