NOTIMEX
8 de agosto de 2016 / 06:18 p.m.

La mexicana Patricia Domínguez consideró que haber terminado entre las ocho mejores en los Juegos Olímpicos de Río 2016 es una bendición que sólo ella entiende y además porque tuvo la oportunidad de mejorar la marca que tenía la olímpica Soraya Jiménez.

He tenido el mejor arranque de mi vida, levanté 96 kilos y mejoré la marca de Soraya Jiménez y que también hizo en los Juegos Olímpicos de Sydney. Estoy muy contenta por eso y porque salí a disfrutar de mi competencia”, afirmó.

Este lunes la mexicana se colocó en el octavo puesto en la división de los 58 kilogramos el levantamiento de pesas con levantar 96 en arranque y 115 en envión para un total de 211 kilos, en donde la medalla de oro fue para la tailandesa Sukanya Srisurat al levantar 110 en arranque para récord olímpico.

Además de 130 en envión para un total de 240, la plata fue para su compatriota Pimsiri Sirikaew (102+130> 232) y el bronce para la representante de China Taipéi, Kou Hsing-Chun (102+129> 231).

De igual manera, la sonorense expresó su felicidad porque además hizo su mejor total de su carrera deportiva, “hice el arranque perfecto a pesar del nervio, di lo máximo de mí y me siento feliz por lo realizado”.

Del octavo sitio conseguido este lunes en su debut olímpico, la competidora expresó que “ser la octava del mundo me llena de satisfacción y es gracias a la entrega de todos los días. Esto se lo dedico a mi padre que falleció y para mí es una bendición de Dios”.