20 de febrero de 2014 / 05:40 p.m.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha cursado una comisión rogatoria a Suiza pidiendo que la FIFA, con sede en ese país, le entregue la documentación que tenga sobre el fichaje de Neymar por el Fútbol Club Barcelona, la única información que le queda por recibir de esta contratación.Fuentes jurídicas han indicado que el juez ha reclamado la información a las autoridades judiciales del país helvético tras la negativa de la FIFA a entregarle directamente los documentos, al entender el organismo internacional de fútbol que se debía hacer vía comisión rogatoria, dado que se trata de información privada que debe ser requerida por los cauces oficiales.El juez solicitó esta documentación después de admitir a trámite la querella interpuesta contra el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell por apropiación indebida por el fichaje de Neymar, un asunto por el que Ruz ha imputado hoy al club por un posible delito fiscal.En el auto en el que admitió a trámite la querella y que derivó en la dimisión de Rosell, Ruz indicaba que no era "de urgencia" llamarle a declarar "como imputado" hasta que se practiquen las diligencias acordadas, entre ellas la de solicitar a la FIFA la documentación del fichaje y al propio jugador el contrato que firmó con la sociedad N&N, propiedad de su padre, por el que le cedía sus derechos.El juez está a la espera de recibir esta información, pero ya tiene en su poder el resto de la documentación que pidió a diferentes organismos, han indicado fuente jurídicas.Así, el juez ya ha recibido el resultado de una comisión rogatoria a Brasil para solicitar del Santos el contrato de traspaso del jugador y otros contratos enviados por el Barcelona que, según el querellante, el socio del Barcelona Jordi Cases, sirvieron también para pagar el fichaje.Estos últimos contratos tienen relación con el pago de 7,9 millones por derechos de tanteo de tres jugadores juveniles del Santos y otros por 9 millones por dos partidos amistosos.Una vez analizados los documentos, el juez llamará a declarar en calidad de peritos a los empleados de Deloitte que hicieron la auditoría de las cuentas del Barcelona.Ruz sospecha que se ocultó a los socios del club la cantidad por la que se fichó al brasileño, que el querellante cuantifica en 40 millones por el pago a la sociedad del padre de Neymar y 17,1 millones en concepto federativos al Santos, cantidades a las que añade 7,9 millones por un acuerdo sobre tres jugadores del Santos y 9 millones por dos partidos amistosos.El magistrado ha imputado hoy al Barcelona, como persona jurídica, un delito fiscal en el fichaje del delantero brasileño, al considerar, siguiendo el criterio de la Fiscalía, que el club defraudó 9,1 millones de euros a la Hacienda Pública.La Fiscalía cifra este posible fraude tributario en el impuesto sobre la renta al observar que las cuantías de las operaciones derivadas del fichaje fueron 10 millones en 2011 y 27.920.000 euros en 2013, cantidades "respecto a las cuales no consta que se hayan retenido ni abonado las correspondientes deudas tributarias". 

AGENCIAS