16 de septiembre de 2014 / 08:59 p.m.

 

El receptor Booker Mays, de la universidad de Arkansas State protagonizó una de las jugadas más extrañas del futbol americano, en el partido contra Miami.

Cuando Arkansas perdía por 20-7, en el segundo cuarto, Mays decidió poner en práctica su extraña jugada, en el momento en que su equipo tenía la posesión del balón.

Mays fingió un paro cardiaco, lo cual fue ignorado hasta por sus propios compañeros, la jugada terminó con intercepción para Miami.

 RAFAEL RIVERA