28 de agosto de 2014 / 01:44 a.m.

Josh Shaw, cornerback del equipo de fútbol americano de la Universidad del Sur de California, admitió que mintió a las autoridades académicas en torneo a las circunstancias en que se lastimó un tobillo el pasado fin de semana, al retractarse de la versión de que había saltado de un balcón para salvar a su sobrina que se ahogaba.

Shaw fue suspendido indefinidamente de todas las actividades de los Trojans tres reconocer que su historia de comportamiento heroico fue "una absoluta mentira", informó la universidad el miércoles en un comunicado.

La universidad no explicó cómo se lastimó Shaw pero funcionarios de USC señalaron que lamentan haber publicado una información en su cibersitio el lunes en la que Shaw decía que saltó desde un segundo piso a una superficie de concreto para rescatar a su sobrina de 7 años.

"Estamos sumamente decepcionados de Josh", dijo el entrenador de la universidad, Steve Sarkisian. "Nos decepcionó a todos. Como dije antes, nada en sus antecedentes nos llevaba a dudar de él cuando nos explicó la lesión, ni hubo algo que lo hiciera luego de que hiciéramos la investigación inicial de la historia".

Shaw es un jugador de quinto año, capitán del equipo y titular clave de la defensa secundaria de los Trojans, además se le considera uno de los líderes del equipo que figura en el 15to puesto del ranking del fútbol americano universitario.

Shaw dio a conocer un breve comunicado el miércoles a través de un abogado, luego de que se anunció su suspensión.

"El sábado 23 de agosto me lastimé en una caída", señaló Shaw. "Inventé una historia acerca de la caída que no era verdadera. Me equivoqué al no decir la verdad. Me disculpo con USC por este hecho, con mis entrenadores en USC, el departamento de deportes de la universidad y mis compañeros".

Horas después de que se conociera la versión de Shaw el equipo comenzó a recibir llamadas telefónicas que contradecían su recuento de los hechos. Sarkisian no ha dicho quién hizo las llamadas pero la universidad reconoció que había hechos contradictorios el martes por la mañana e inició su investigación. Inicialmente Shaw insistió en que su historia era cierta.

"Aprecio que Josh haya aceptado que su historia era falsa y que se haya disculpado", dijo Sarkisian. "Aunque esta conducta no es habitual en Josh, es en sí inaceptable. La honestidad y la integridad deben estar en el centro de nuestro programa. Creo que Josh aprenderá de esto".

AP