AP
27 de noviembre de 2014 / 11:50 p.m.

El jugador australiano de cricket Phillip Hughes murió el jueves a causa de una grave lesión en la cabeza, dos días después de ser golpeado por una pelota durante un partido.

En una rueda de prensa transmitida en vivo por la televisión australiana, el capitán del equipo nacional de cricket, Michael Clarke, leyó un comunicado emitido a nombre de los padres y hermanos de Hughes.

"Estamos devastados por la pérdida de nuestro amado hermano e hijo Phillip", indicó Clarke, a duras penas guardando la compostura al leer el comunicado.

Hughes llevaba un casco el martes cuando fue golpeado al tratar de batear una pelota lanzada por el jugador neozelandés Sean Abbott.

El doctor Tony Grabs, cirujano y director de los servicios de traumatología que atendió a Hughes en el hospital St. Vincent, dijo que el jugador de 25 años murió de una rara lesión —únicamente se han registrado 100 casos documentados de disección de la arteria vertebral_, lo que ocasionó una grave hemorragia en su cerebro.

"Hicimos una tomografía de la cabeza para decidir qué debíamos hacer", dijo Grabs. "Esto se hizo muy pronto y reconocimos que debíamos hacer una intervención para aliviar la presión del cerebro. Se le sometió a una extensa operación para retirar parte del cráneo de la zona cercana al cerebro para permitir que el cerebro se expandiera y no sufriera compresión".

El doctor del equipo australiano de cricket, Peter Brukner, dijo que Hughes no se recuperó como se esperaba.

"No mejoró en un periodo de 24 a 48 horas y, desafortunadamente, como consecuencia de la lesión, murió", dijo Brukner.