13 de febrero de 2014 / 04:27 a.m.

Real Garcilaso de Perú derrotó 2-1 al brasileño Cruzeiro, en partido del Grupo 5 de la Copa Libertadores, disputado en el Estadio IV Centenario de la ciudad de Huancayo; sin embargo, la noticia la dio otra vez el racismo contra un futbolista de color.

Tinga, mediocampista del visitante, ingresó de cambio al minuto 18; enseguida, los sonidos y ademanes de algunas personas, en referencia a un mono, fueron captados y difundidos durante la transmisión del encuentro; cada vez que el futbolista tocó el balón, la acción se repitió. El silbante central, José Argote, no adoptó ninguna acción ante el hecho.

El propio jugador, al final del partido, externó su malestar ante los ofensivos cánticos: "al principio pensé que se trataba de un simple abucheo, pero luego me di cuenta que no era así. Estoy muy molesto por eso.

"Por desgracia sucedió. Jugué varios años en Alemania y nunca me pasó; ahora en nuestro país vecino, donde hay gente como yo, sucede", dijo el atleta para Rede Globo.

Por su parte Dedé, compañero de Tinga, también se indignó al respecto: "estaba enojado con lo que pasó".

Durante el fin de semana en la Liga MX, algunos seguidores de Pumas dirigieron un grito similar contra los futbolistas del León Franco Arizala y Eisner Loboa, situación que, hasta el día de hoy, no generó alguna sanción ya que la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol apenas solicitó pruebas al club esmeralda sobre el incidente.

REDACCIÓN