5 de abril de 2014 / 11:33 p.m.

 

El jugador de los Milwaukee Bucks Larry Sanders fue suspendido cinco partidos por violar el programa antidrogas de la NBA. En concreto, el jugador ha admitido haberla consumido y ha pedido perdón al club. "Asumo la completa responsabilidad de mis actos", dijo, a través de la cuenta oficial de los Bucks en Twitter.

Pero a pesar de admitir ese error, el jugador no ha dejado la oportunidad de defender la necesidad de legalizar una droga que "no se puede etiquetar como otras muchas drogas que pueden ser adictivas para la gente y que pueden tener efectos negativos sobre su cuerpo y sus familias".

"El estigma de la marihuna es que es ilegal. Es algo que odio. Pero una vez que sea legal, todo eso va a desaparecer", ha comentado, para admitir a continuación: "Entiendo que en mi trabajo es una sustancia prohibida y voy a asumir las consecuencias y pido disculpas de nuevo a mis fans por eso".

REDACCIÓN