REDACCIÓN
24 de junio de 2014 / 02:09 p.m.

El jugador de los Pacers de Indiana de la NBA, Evan Turner, puede presumir de manejar un lujoso Ferrari, pero quizá se imaginó que éste no necesitaba gasolina para correr a grandes velocidades, ya que tuvo la mala suerte de quedarse tirado por falta de combustible.

Afortunadamente, Turner contó con la ayuda de su amigo P. J. Hill, ex compañero en la Universidad de Ohio State, quien lo asistió llevándole gasolina hasta la autopista donde se había quedado varado, llamando la atención de todos los automovilistas que pasaban por el lugar.