REDACCIÓN
19 de julio de 2014 / 08:19 p.m.

El rugby es un deporte muy rudo, pero en Australia llegaron a los extremos en un partido realizado ayer.

Y es que el jugador Brian Lake, del Hawthorne, intentó estrangular a Drew Petrie, del North Melbourne, luego de que por varias jugadas estuvieron dándose golpes más allá de lo que es normal en este deporte.

North Melbourne ganó el encuentro por más de 20 puntos, gracias a que Petrie se recuperó del intento de estrangulamiento y anotó cinco veces para su equipo.