10 de agosto de 2014 / 01:53 p.m.

Ed O'Bannon sabe que esto está lejos de terminar. Se dice listo para las apelaciones contra un fallo que podría transformar el deporte colegial en Estados Unidos.

Después de cinco años de enfrentar a la NCAA, O'Bannon no va a recular. Afirma que cree más que nunca en su causa.

"Si quieren ir a la Corte Suprema, vamos", dijo el ex basquetbolista universitario el sábado, entrevistado por The Associated Press. "Tengo ya mi boleto".

El ex astro de la UCLA es además el rostro de una demanda que ha estremecido desde sus cimientos a la NCAA, el organismo regulador del deporte colegial en Estados Unidos. Pudo haber dedicado el sábado a celebrar, un día después de que una jueza federal emitió un fallo que allanó el camino para que futuros deportistas colegiales en el fútbol americano y el basquetbol reciban pagos por los servicios que prestan a sus escuelas.

Pero en vez de lanzarse al festejo, O'Bannon acudió a la concesionaria donde vende autos en un suburbio. Ahí, se mostró contento por la posibilidad de que otros deportistas obtengan los beneficios que se le negaron a él y a sus compañeros tras la conquista del campeonato nacional de 1995.

"Esto significa mucho para mí porque sé lo que podría recibir ahora el atleta colegial", dijo O'Bannon. "Lo entiendo porque lo viví".

La jueza federal de distrito Claudia Wilken desestimó el viernes los argumentos de la NCAA, según los cuales, el modelo de amateurismo defendido por la institución constituía la única forma en que puede operar el deporte colegial. Wilken consideró que la NCAA tenía que permitir que los jugadores de fútbol americano en el circuito Football Bowl Series (FBS) y los basquetbolistas en la División I de hombres devengaran al menos 5.000 dólares anuales por el derecho a usar sus nombres e imágenes.

Ese dinero debía depositarse en un fideicomiso y entregarse a los deportistas cuando egresaran de la escuela.

Algunos expertos legales y observadores del deporte universitario coincidieron en que el fallo no será un golpe demoledor para la NCAA.

"Pienso que O'Bannon gana en el sentido de que la jueza le concedió la razón en buena parte de los argumentos sobre conducta monopolística", dijo Michael McCann, director del centro sobre deportes y espectáculos en la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva Hampshire. "Pero no es la victoria enfática que cambiará radicalmente el deporte colegial, en el sentido que esperaban algunos críticos de la NCAA".

El fallo sí obliga a que los administradores de las instituciones educativas estudien sus implicaciones potenciales y definan la manera en que implementarán un sistema de compensaciones.

Los directores atléticos de varias universidades se negaron a hablar públicamente sobre el fallo en tanto no hubieran digerido sus consecuencias posibles. Durante el fin de semana, se realizarían reuniones con dirigentes universitarios y abogados.

AP