3 de noviembre de 2014 / 01:21 p.m.

Según el diario suizo "Blick" el futbolista fue suspendido medio siglo debido a que le propinó un balonazo en la cara a un árbitro, lo insultó y finalmente lo mojó con su botella de agua.

Ferreira se encontraba en la banca cuando se le ocurrió hacer dicha acción, su equipo fue derrotado uno a cero frente al SC Worb suizo.

El jugador anteriormente había agredido a un juez en el año 2009 y también ha sido sancionado varios partidos debido a que se ha peleado con varios rivales, en total lleva aproximadamente 45 encuentros suspendido.

El portugués sólo podrá entrenarse con sus compañeros.

DIEGO MORENO