2 de noviembre de 2014 / 06:35 p.m.

 

 

En el partido del viernes entre los Bucks de Milwaukee y los 76ers de Filadelfia el basquetbolista Larry Sanders trato de anotar en su propia canasta ante la incrédula mirada de su entrenador.

Afortunadamente para los Bucks, Sanders reacciono a tiempo, pero no cabe duda que la acción no solo le dio un susto a Jason Kidd, coach del equipo, si no a todos los aficionados de Milwaukee.

Al final Milwaukee venció 93 a 81 a Filadelfia y así conseguir su primer triunfo de la temporada.

REDACCIÓN