RAFAEL RIVERA
7 de diciembre de 2014 / 03:10 a.m.

 

El reciente duelo entre el Internacional de Porto Alegre y el Figueirense, por el Brasileirao, fue marcado por la violencia.

Tras el silbatazo final, que marcó un empate por 2-2, los jugadores del cuadro Porto Alegre mostraron su molestia ante el silbante, debido al tiempo añadido al encuentro, en el cual su rival logró el empate.

Además de los minutos agregados, el árbitro también expulsó a 4 jugadores, dos por equipo.