RAFAEL RIVERA
9 de julio de 2014 / 12:49 a.m.

Después de perder con Alemania varios miembros del combinado brasileño se pusieron a rezar en pleno campo.

 

Finalizando el partido en que Brasil cayó 7-1 ante Alemania en las semifinales, varios jugadores empezaron a rezar en pleno campo.

Segundos después del silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez, los seleccionados amazónicos se hincaron en el campo para orar, una acción que fue criticada por varios sectores de la afición brasileña.

Las fotos: