17 de octubre de 2014 / 06:12 p.m.

El técnico del Newcastle, Alan Pardew, mencionó que el club se está preparando para la posible llegada de la enfermedad, debido a que regresarán dos de sus elementos africanos de sus partidos internacionales.

Los futbolistas son, el centrocampista marfileño Cheick Tioté y el delantero senegalés Papiss Cissé.

"Tenemos una estrategia para cuando vuelvan y nos aseguraremos que cuidaremos tanto de ellos como de sus familias", mencionó el entrenador.

"Los dos son esenciales para nosotros y nuestro doctor ha examinado los problemas que pudieran surgir así como la manera de protegerles", finalizó.

Como dice el dicho: "más vale prevenir que lamentar".

DIEGO MORENO