AP
7 de enero de 2014 / 12:53 a.m.

Ochos futbolistas del equipo guatemalteco se entregaron a la justicia luego de que se les emitiera una orden de arresto por presuntos delitos de agresión cometidos contra un menor de 15 años integrante del equipo.

 

Ochos futbolistas del Xelajú de la primera división del fútbol de Guatemala, entre ellos dos brasileños, un hondureño y un costarricense, se entregaron a la justicia guatemalteca luego de que se les emitiera una orden de arresto por presuntos delitos de agresión cometidos contra un menor de 15 años integrante del equipo.

La Policía Nacional Civil informó que los detenidos fueron apresados luego de entregarse en una sede policial de la localidad de Quetzaltenango, a unos 200 kilómetros de la capital guatemalteca, donde militan los jugadores.

Fueron puestos a disposición del juzgado que emitió la orden de captura el pasado 26 de diciembre.

Los delitos por los que son acusados los jugadores son agresión sexual con agravantes y maltrato contra un menor de edad, dijo la policía.

Según la denuncia del menor, los jugadores junto a otros empleados del equipo lo golpearon, tocaron sus genitales y cortaron el cabello como parte de un ritual de iniciación, cuando entrenaban dentro de las instalaciones del estadio Mario Camposeco. El incidente habría ocurrido el 19 de diciembre

Entre los detenidos se encuentran los brasileños Israel Silva y Juliano Rangel; el costarricense Sergio Morales; y el hondureño José Mendoza. Los otros son Kevin Arriola, Milton Leal, Julio Estacuy y Edgar Chinchilla López.

El menor aseguró que fue obligado a entrenar tras ser agredido y luego debió ser atendido en un hospital local.

Por este hecho ya había sido aprendido en días pasados William Leonel Oroxom Arreola, utilero del club. Oroxom Arreola se declaró inocente de los cargos.

El Xelajú, cinco veces campeón de la liga nacional, ha competido a nivel internacional en varios torneos de la CONCACAF.