16 de junio de 2014 / 05:24 p.m.

La estrella de la selección de Uruguay, Luis Suárez, afirmó hoy que está recuperado de la artroscopia de rodilla izquierda a la que fue sometido el pasado 22 de mayo y con "muchos deseos" de jugar frente a Inglaterra en el segundo y decisivo partido de los celestes en el Mundial.

"Estoy recuperado, tengo el alta médica, entreno a la par de la plantilla y tengo muchas ganas de poder ayudar a mis compañeros en ese partido fundamental frente a Inglaterra", afirmó el goleador celeste en la concentración de Uruguay en Sete Lagoas.

Suárez, que con 39 goles es el mayor goleador histórico de Uruguay, no pudo jugar en el primer partido frente a Costa Rica y será la mayor novedad de los celestes en el decisivo encuentro frente a los ingleses del próximo 19 de junio en Sao Paulo.

AGENCIAS