12 de junio de 2014 / 02:36 p.m.

Un manto de misterio rodea el debut de Chile en la Copa Mundial ante Australia el viernes al circular señales cruzadas en torno a la disponibilidad de Arturo Vidal.

Apelando a una rebuscada retórica, el médico de la selección Giovanni Carcuro se abstiene de darle el alta médica al volante ofensivo, que el mes pasado se operó los meniscos de la rodilla derecha. Vidal, no obstante, se entrenó el miércoles por primera vez a la par de sus compañeros y el técnico Jorge Sampaoli lo incluyó incluso en el equipo titular durante un partido de práctica, alimentando las especulaciones de que se propone usarlo de entrada.

El choque con Australia en Cuiabá es clave para Chile, que tendrá que medirse también con España y Holanda en el Grupo B.

Australia es en teoría el rival más débil del grupo, pero es también un equipo que puede complicar al rival por la altura de sus jugadores. Chile es la selección con promedio de altura más bajo de la Copa. Con apenas 1,71 metros, su zaguero central Gary Medel es probablemente el jugador más bajo del torneo en esa posición que incorpora generalmente hombres altos.

"Eso no debería ser un problema", aseguró el delantero Claudio Bravo durante una conferencia de prensa en la concentración de Chile en las afueras de Belo Horizonte. "Es un tema que hemos manejado súper bien. Con Alemania, por ejemplo, no hubo ningún peligro (por aire). Es todo cuestión de saber ocupar los espacios", expresó, aludiendo a un partido amistoso reciente en el que los chilenos dejaron muy buena impresión a pesar de perder 1-0.

Vidal es el líder indiscutido de un equipo que cuenta con Alexis Sánchez, del Barcelona. El "Rey Arturo" es un jugador que se mueve por toda la cancha, que tiene gol y es dueño de una personalidad desbordante que contagia a sus compañeros. Su ausencia sería un golpe muy duro para los rojos, pero no imposible de compensar, ya que los chilenos tienen un excelente juego de equipo y buenos repuestos en todas las posiciones.

AP