11 de abril de 2013 / 11:40 a.m.

Monterrey • La dura y bragada imagen del músico, compositor y guionista de cine Julián Garza Arredondo, mejor conocido como El Viejo Paulino, quedó a un lado para mostrar una faceta nostálgica que muy pocos o casi nadie le conocía.

Y es que tras un emotivo homenaje del que fue objeto en el Museo de Historia Mexicana, en donde le acompañaron amigos y familiares, le fue imposible contener el llanto ante tantas muestras de afecto.

Sentado en su silla de ruedas, El Viejo Paulino disfrutó cada una de las palabras que le brindaron los presentes, entre los que se encontraban sus hijos, nietos, empresarios, músicos y políticos, dentro del ciclo Café con Historia. Encuentro con la Música Norteña.

“"Me hizo llorar el recordar las casitas donde nací y eso me motivó bastante, yo no soy llorón pero en este caso porque fue muy especial por el detalle que recibí.

“"Es muy bonito, es algo muy especial lo que me organizaron, me siento muy agradecido y muy orgulloso de que en mi trayectoria salgan detalles tan bonitos y que al público le gusten"”, dijo visiblemente emocionado.

Más de un centenar de personas estuvieron en el auditorio del museo para disfrutar del recorrido por sus 40 años de una destacada carrera, la cual ha quedado marcada en cada uno de sus innumerables corridos.

Dentro de este homenaje, se exhibió un documental de la vida del cantautor que incluía desde su nacimiento en Los Ramones, hasta su vida actual, en donde ha enfrentado algunas enfermedades.

“"Fue muy bonita esa recopilación que hizo Carlos Gómez, de las fotografías y los videos, me hicieron llorar porque recordé mi tierra donde nací. Lloré, no me aguante y lloré como los hombres.

“"Quiero que siempre me recuerden en una cantina, de parranda y con una botella de mezcal de la sierra"”, señaló.

Tras recibir infinidad de aplausos, algunos de los presentes, más entrañables para el músico, entre ellos el actor Juan Alanís, don Catarino Leos, el empresario Óscar Flores, así como el compositor Martin Urieta, le brindaron algunos reconocimientos.

Además recibió la sorpresa del compositor Armando Manzanero, quien a mitad de evento le envío unas palabras por celular.

Bromista, como es su costumbre, al término del evento, Julián Garza Arredondo dijo estar en perfecto estado de salud y aseguró que habrá Paulino para rato.

“"Mírame, estoy como cuando maté al finado, no se crean yo estoy muy bien, me siento bien, estoy superando el accidente que tuve hace como un mes y medio; yo ya tengo como 15 años de no probar el chupe, pero ahora que superé toda esta bronca nos echamos unas, yo invito"”.

ROBERTO REYES