31 de octubre de 2014 / 02:32 a.m.

Juninho, capitán del equipo auriazul, mencionó que hay que darle vuelta a la página tras la eliminación en la Copa ante Santos la cual fue dolorosa, sin embargo ahora solo hay que pensar en los objetivos de Liga.

“Deja atrás el resultado de ayer es difícil, teníamos la ilusión de pasar y llegar a la final pero hay que dejarlo atrás porque sabemos que hay que ganar el sábado para seguir con los objetivos de Liga”, dijo.

Sobre enfrentar a su paisano Ronaldinho este sábado cuando Tigres esté frente a frente ante Gallos Blancos de Querétaro, Juninho señaló.

“Muy importante, nunca lo he enfrentado porque cuando regresó a Brasil yo había salido, especial porque es un ídolo de nosotros d Brasil y enfrentarlo nos va a dar placer pero hay que estar atento.

“Es un jugador que hay que estar cerca de él, porque puede filtrar un balón, pero también con todos los brasileños que tiene Querétaro que están pasando por un buen momento”, comentó.

El aspecto físico es muy importante, sobre todo la recuperación que ahora hay que tener para lo que se le viene en la Liga.

“Estoy bien, tuve un dolor pero estoy bien, listo para jugar este sábado”, añadió.

Juninho habló sobre las remontadas que han tenido los últimos rivales, Monterrey y Santos ante ellos, sabiendo que les ha costado y les ha  anotado una cantidad importante de goles.

“Del clásico aparte, fue un partido bueno, Rayados equilibró en el segundo tiempo, el rival también cuenta, al final nos empatan, ayer teníamos ventaja buena, en el momento que el entrenador mete un delantero más nos costo”, sentenció.

Juninho y todo Tigres estarán concentrándose este viernes de lleno para el duelo en casa del sábado ante los Gallos de Ronaldinho.

JAIR RAMOS