6 de mayo de 2014 / 12:57 a.m.

El exdelantero argentino Mario Kempes vaticinó que el anfitrión podría llegar a la final de la Copa del Mundo Brasil 2014, y aunque le gustaría ver en dicho encuentro al combinado de su país, dijo que dar toda la responsabilidad a Lionel Messi sería un error.

"El sueño de todo argentino es que su equipo llegue a la final, pero sería adelantar mucho, ya veremos cómo llegan los jugadores que han tenido un traqueteo muy duro en la temporada", dijo en entrevista con Notimex el "Matador", campeón con la "Albiceleste" en 1978.

El goleador de esa justa del orbe señaló también que no se puede descartar al combinado charrúa para la final, y que pese a que se juega en el continente americano y los europeos nunca han ganado una Copa del Mundo en esta región "hay que respetarlos".

Señaló que Brasil, como protagonista y anfitrión, podría llegar a la final, "se le ha visto que quiere ser la 'canarinha' con el 'jogo bonito' y se ha visto en buena forma. Tiene jugadores jóvenes con muchas ganas y jugando en los equipos más importantes del mundo".

Sobre el actual campeón, España, dijo que "prácticamente tiene los mismos jugadores del 2010 y ha perdido varios importantes como (Carles) Puyol, el alma y la vida de esta selección", mientras que Xavi "está pasando un momento delicado por las patadas que ha recibido en su carrera".

"Creo que a España hay que respetarla, es la última campeona, pero poco a poco tiene que haber un cambio generacional", matizó sobre la actual monarca mundial.

El también analista de la cadena ESPN señaló que junto a Chile, la sorpresa para la justa que se realizará del 12 de junio al 13 de julio próximo también podría ser algún equipo africano.

"Todos estamos esperando que de una vez por todas los equipos africanos den el gran golpe, porque siempre se habla de los equipos de África y nunca terminan de llegar", apuntó.

Al referirse a la selección argentina, dijo que sería un error que la "Albiceleste" dependiera totalmente del astro Lionel Messi, pues si bien es el mejor jugador del mundo, también es un ser humano y puede tener momentos malos.

"No hay que darle todo ese protagonismo a Messi porque eso podría ser un desastre. Argentina tiene que jugar como equipo con una balanza entre lo que es la defensa y los delanteros y todos tienen que aportar", subrayó.

En cuanto a los representantes de Concacaf, dijo que para Estados Unidos es una ventaja tener un equipo casi con los mismos jugadores que participaron en Sudáfrica 2010 y eso hace que "el equipo esté más tranquilo".

De México, comentó que "ha tenido muchísimos cambios en la forma de jugar, en técnicos, han clasificado de milagro... hay que ver como responde en el Mundial".

"México es una selección que va siempre a 200 o 250 kilómetros por hora, no hace nunca una pausa y yo creo que en el futbol hace falta tomar una pausa. México necesita alguien que pare la pelota en media cancha", manifestó.

"Creo que hay equipos que les puede jugar al contragolpe y otros que defienden de otra manera, por eso es que México tiene que tranquilizarse un poquito las revoluciones para no pasarse", subrayó.

"Estados Unidos tiene más solidez y con un solo entrenador Jurgen Klinsmann y no ha cambiado de ideas", agregó el exfutbolista, quien estará como comentarista de la cadena deportiva que transmitirá en Estados Unidos, en inglés y en directo, los 64 partidos del mundial.

NOTIMEX