DIEGO ARMANO MEDINA
10 de mayo de 2014 / 04:31 a.m.

Lagrimas de alegría derramó la madre de Alan Pulido, Nuria Izaguirre, cuando escuchó el ultimo nombre en la lista que dio Miguel Herrera de los 23 convocados para el tricolor que estarán en Brasil 2014.

Y es que ese ultimo nombre era el de su hijo, el cual ha soñado desde pequeño con ir a una justa mundialista y en un mes cumplirá esa meta que ella al ser su madre le consta mas que a nadie; dice con un día de adelantado ese fue el mejor regalo de día de las madres que le han dado.

"Me siento contenta, siempre le he pedido a Dios y me escuchó, ese va ser mi regalo de día de las madres por adelantado. Siempre les he dicho a mis hijos que den el cien y que no importa que no los metan que algún día los van a meter y en ese momento van a demostrar", dijo entre lagrimas en los ojos la madre del delantero de Tigres desde la sala de su casa en Ciudad Victoria Tamaulipas.

La madre de Alan Pulido recordó el duro golpe que sufrió su hijo hace dos años cuando de ultimo momento no fue llamado para los juegos olímpicos de Londres 2012, pero sabía que los buenos tiempos tarde o temprano llegarían.

"Le doy gracias a Dios, siempre estamos en las buenas y en las malas, sentimos feo por esa ilusión que tenía mi hijo (en Londres 2012), le dije que algún día llegarían tiempos mejores y este es uno de ellos". Mencionó.

Por su parte Armando Pulido, hermano de Alan, tambien demostró su alegría y le deseo lo mejor y el mayor éxito en Brasil 2014 representando a nuestro país.

"Estamos contentos, ilusionados, ese era el sueño de él y cualquier futbolista, me da mucho gusto se lo merece por todo lo que ha hecho.

"Alan estaba muy nervioso, no sabía que iba a pasar, había mucha especulación que estaba muy seguro pero me da gusto se vea de manera oficial y contento por todo lo que está pasando", dijo.

DE INMEDIATO SE COMUNICARONApenas habían pasado segundos que el nombre de Alan Pulido había sido nombrado por Miguel Herrera, Nuria Izaguirre llamó a su hijo y lloró por teléfono de alegría.

"(Estoy) bien contenta mi amor, ya me adelantaste mi regalo se acuerda que yo le dije que iba ser mi regalo. Me siento feliz hijo ya vamos para allá para abrazarte", dijo la señora entre lagrimas en llamada telefónica con Alan.