9 de mayo de 2013 / 12:55 a.m.

 Ciudad de México • Los accidentes viales ocasionan 60 por ciento de las muertes de niños de cero a 14 años en el mundo, mientras que en México ocurren mil defunciones de infantes por atropellamiento cada año, informó el director de la Fundación Safe Kids México, Francisco de Anda.

Para erradicar este fenómeno, esa fundación a favor de los peatones desarrolla un programa piloto llamado “Zona modelo escolar”, que se lleva a cabo en los planteles escolares “Benito Juárez” y “Constitución 1857” de la colonia Roma, a fin de investigar cuáles son los principales problemas de la seguridad peatonal para los infantes y padres de familia.

El programa que arrancó en marzo, está planeado para desarrollarse en 14 meses, en tres fases: investigación, implementación y evaluación del proyecto.

En la primera etapa, a través de la aplicación de encuestas, se han obtenido datos como, por ejemplo, que 68 por ciento de los niños pasan en la calle menos de una hora al día porque se sienten en peligro, y que más de 8.5 por ciento de los encuestados ya habían sido atropellados cerca de su escuela.

Alma Cruz Bañares, coordinadora de operaciones de Safe Kids México, explicó que el objetivo del proyecto es mejorar la infraestructura del entorno escolar para que las vialidades aledañas a las escuelas sean más seguras para los transeúntes.

“Con el apoyo de todos será posible ir más allá de un proyecto piloto como la ‘Zona escolar modelo’, para que todas las escuelas de México se conviertan en modelo de seguridad y educación vial, sobre todo para los niños, porque ellos también tienen derecho de caminar seguros”, expresó.

Refirió que al ser tan poblada la Ciudad de México, el número de accidentes viales se incrementa, y un 67 por ciento de estos casos son atropellamientos por parte de los usuarios de bicicletas, por lo que urgió a que se fomente una cultura de desplazamiento adecuado en bici.

El resto de los atropellos es ocasionado por automóviles en un 20 por ciento, taxis y autobuses en cinco por ciento cada uno, y motocicletas, 2.5 por ciento.

Al encabezar la caminata “Caminemos por los niños", Cruz Bañares consideró necesario remodelar las calles, para que sean funcionales y seguras para los transeúntes, sobre todo para los niños y las personas que llevan carreolas o utilizan sillas de ruedas.

“El compromiso de México y de otros países es reducir un 50 por ciento los fallecimientos en accidentes de tránsito, pero para eso necesitamos promover la seguridad vial, que todos volteen a ver estas acciones, que vean que nos hace falta hacer mucho más para lograr esta meta”, dijo.

En tanto, la representante de la fundación hizo recomendaciones, como si “se sale de noche es importante utilizar ropa reflejante para ser visibles para los conductores de autos; los topes, semáforos de vehículos y peatones, esquinas y pasos peatonales, son lugares seguros para cruzar la calle, y antes de cruzar, el peatón debe pararse detrás del borde de la banqueta”.

También se debe de voltear a ver a izquierda-derecha-izquierda, estar atento para escuchar si viene algún auto no visible, pensar si es posible cruzar; al cruzar una calle, no se debe correr, caminar en línea recta, evitar caminar en diagonal, y al manejar en una zona escolar o peatonal hay que bajar la velocidad hasta máximo 30 kilómetros por hora. — NORMA PONCE