8 de febrero de 2014 / 05:31 p.m.

Lauryn Williams pensó en renunciar de inmediato al bobsled cuando hace cuatro meses se subió a un trineo por primera vez.

Pero la estadounidense persistió y como recompensa ahora tiene a la vista otra medalla olímpica.

La inesperada aventura de Williams en los deportes invernales la puso el sábado como la encargada de empujar el trineo número uno de Estados Unidos, con Elana Meyers de piloto, en los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi.

Su dupla con Meyers deja a Williams con excelentes posibilidades de convertirse en la segunda deportista de Estados Unidos que gana el oro en deportes distintos tanto en juegos de verano e invierno.

Hace dos años, Williams conquistó el oro en el relevo 4x100 del atletismo de los Juegos de Londres.

"Increíble", comentó el entrenador del equipo estadounidense, Todd Hays. "Podría apostar lo que sea de que una novata pudiese llegar para aspirar a un puesto en el equipo, ganarse ese plaza y que lo haya hecho con el primer trineo. Pero las credenciales de Lauryn avalan la clase de atletas que es. Es una de las mejores velocistas de todos los tiempos, supremamente talentosa, muy fuerte y de entrega total al trabajo".

Lolo Jones, otra corredora que ahora compite en el bobsled y que fue la responsable de reclutar a Williams, empujará el tercer trineo, conducido por Jazmine Fenlator. El número dos tiene a Jamie Greubel, con Aja Evans como piloto.

Jones y Williams elevarán a 10 la cuenta de estadounidenses que han competido en ambas justas olímpicas.

"Yo vine acá para ayudar a este equipo y voy acatar lo que decidan los entrenadores", había dicho Williams antes del anuncio con la conformación de las duplas.

Todo esto en Sochi era inconcebible para Williams, quien hasta unos cuantos meses atrás contemplaba iniciar una nueva carrera como consultora financiera y ahora puede emular Eddie Eagan, el estadounidense que ganó el oro olímpico en el boxeo de los juegos de 1920 y luego en el bobsled en 1932.

AP